Mark Parker, CEO de Nike, dejará la compañía el año que viene. Su sustituto será John Donahoe, ejecutivo de ServiceNow.

Parker deja la compañía en un buen momento, cuando sus acciones se encuentran en máximos históricos en Bolsa.

Las acciones de Nike cotizan por encima de los 96 dólares, tras revalorizarse un 26% desde enero, y su capitalización está a punto de alcanzar los 150.000 millones de dólares.